seguridad vial

La Nueva Metropol es una de las empresas pioneras en Argentina en obtener el certificado de la norma IRAM 3810, obligatorio para todas las compañías del rubro. Tiene como finalidad establecer una serie de requisitos a las empresas de transporte con el objetivo
de desarrollar e implementar buenas prácticas en seguridad vial.

Por medio de la norma IRAM 3810, la empresa busca establecer e implementar una serie de políticas y procedimientos que permitan evaluar indicadores que se complementen con la normativa legal de tránsito, transporte, seguridad y medio ambiente que rige al sector del Transporte Automotor de Pasajeros, y así poder brindar un mayor nivel de confianza a pasajeros, autoridades, empresas aseguradoras y público en general.

Ver sobre los contenidos de los cursos:

Básicos para conductores en actividad:

Son cursos elementales que todo conductor profesional debe recibir periódicamente, fundados en los principios básicos de conducción y la legislación vigente en tránsito y seguridad vial.

Capacitación para líneas de supervisión:

Los aspirantes reciben capacitación intensiva en materia de Seguridad Vial dictado por profesionales de La Nueva Metropol. Se los instruye en los objetivos básicos de las áreas de Recursos Humanos, Mantenimiento y Tráfico, capacitándolos en el MODO METROPOL DE HACER LAS COSAS. De esta manera incorporan una conducta de trabajo disciplinada, eficiente y basada en el trabajo en equipo, con el objetivo de trasladar pasajeros de manera segura, eficiente y en forma regular.


Talleres de salud vial - conductores de alta siniestralidad:

Del análisis de las estadísticas siniestrales de plantillas de conductores de distintas empresas llegamos a la conclusión que el 50% de los siniestros son producidos por el 20 % del plantel. Para ese personal los cursos de capacitación técnico profesional no son suficientes, es por ello que se diseñó una batería de intervenciones por parte de psicólogos laborales con formato de "Talleres de Salud Vial".


Específicos del recorrido:

La racionalidad indica que una empresa con un recorrido prefijado tiene un acabado conocimiento de los problemas geográficamente recurrentes y los hábitos conductivos generadores de siniestros de su personal. Con el empleo de ese conocimiento se planifica la instrucción, desarrollando medios gráficos, videos y fotografías para concebir programas de capacitación específicos con alto rendimiento en la mejora de los índices de siniestralidad de la empresa.


Curso "formador de formadores en seguridad vial":

La capacitación mediante un ente externo a la empresa es importante para una etapa inicial cuando se busca generar el acostumbramiento a la "instrucción laboral", en una segunda etapa se debe lograr el desarrollo de un programa de capacitación propio ajustado a las necesidades, ámbitos de aplicación, reglamentos internos, idiosincrasia y procedimientos de la empresa de transporte. La tarea requiere disponer de personal orgánico, de alto prestigio y ascendiente entre pares y dirección, con capacidad de transmitir conocimientos y experiencia para el resto de los conductores en actividad y en la etapa de inducción de las personas que ingresan. De esta manera, Los participantes adquirieren conocimientos, habilidades y aptitudes para poder desempeñarse como instructor en conducción segura, conducción productiva, atención al cliente pasajero, evacuación de unidades y lucha contra el fuego, siempre en el ámbito de la didáctica y pedagogía para adultos. Se diseñó una batería de intervenciones por parte de psicólogos laborales con formato de "Talleres de Salud Vial".